Maduras 1.944 visitas Visitas

Esta secretaria es una guarra. Se dedica a poner cachondos a todos los hombres de la oficina y se los lleva a la cama. Algunos ni siquiera llegan hasta su cama, se los folla allí mismo. Hoy les ha tocado a los jefes y viene bien preparada. Se ha puesto una lencería muy sexy y ha decidido seducir a sus dos jefes y follárselos ahí mismo, en el despacho. Se abre de piernas para ellos y no pueden resistirse a ese coñito depilado tan húmedo. La secretaria se saca sus tetas operadas y les pone muy cachondos, meneándolas y poniendo sus pezones duros. Se pone de rodillas delante de ellos y se mete sus pollas en la boca, poniéndolas tan duras como lo están sus pezones. Se pone encima de uno de sus jefes y empieza a cabalgarle, saltando rápido encima de su polla mientras gime y se mete la polla del otro hasta la garganta. Acaban corriéndose encima de sus morbosas gafas y encima de sus tetas operadas y ella recoge toda la leche con los dedos y se la come.