Depiladas 0 visitas Visitas

Esta preciosa morena se ha casado con un hombre muy rico, pero siempre esta trabajando. Ella disfruta de su increíble casa y aprovecha muy bien la sauna para calentar su increíble cuerpo. Dado que está sola en casa, se mete en la sauna desnuda. De repente, se abre la puerta de la sauna y se pone a limpiar el tío que se encarga de ello y la pilla desnuda. No puede dejar de mirarla, realmente es imposible dejar de mirarla. A ella siempre le ha llamado la atención ese chico tan joven, así que, aprovechando que su marido no está, decide lanzarse. Se acerca a él lentamente y empieza a acariciar todo su cuerpo hasta llegar a su polla. El joven no entiende muy bien lo que está pasando y cómo esa diosa puede querer algo con él. La morena se pone de rodillas delante de él y le saca la polla del pantalón. La observa y empieza a lamerla para empaparla con su saliva. Cuando él menos se lo espera, se la mete entera en la boca y la chupa muy rápido y después le pide que la folle. El tío la pone contra el mueble del baño y le mete su polla dura hasta el fondo de ese coñito tan húmedo y deseoso y le hace gozar como nunca lo ha hecho su marido.