Depiladas 2.562 visitas Visitas

A esta preciosa morena le encanta la lencería sexy. Siempre que va de compras aprovecha para entrar en alguna tienda de lencería femenina y llevarse algo muy sexy para su novio. Le encanta sentirse deseada por su novio y sabe que a él le pone muchísimo que su chica esté tan sexy. Al llegar de compras, lo primero que hace es darse una buena ducha y luego se pone toda esa lencería que se ha comprado y se la enseña a su novio para ver si a él le gusta. El tío se pone cachondísimo y no puede evitar acariciar todo su cuerpo. La coge en brazos y la lleva al sofá, donde se saca la polla y se la mete entera en la boca para que su chica le haga una buena mamada, dándole mucho placer. Ella la agarra con fuerza y la pajea mientras la chupa, pero no tarda en acabar a cuatro patas. Su chico empapa su coño con saliva, lamiéndolo bien para después reventarla duro. Le mete toda la polla dentro del coño, sin quitarle ni siqueira la lencería. Está tan cachondo que no puede dejar de follarla hasta que se corre.