Maduras

A esta rubia madura le encanta montárselo con su jefe. Trabaja para él y es su secretaria, además de su asistente personal. Es una mujer que le ayuda en todos los aspectos de su vida y es importante para él. Los dos están solteros, así que de vez en cuando se lo montan juntos para divertirse. Ella, como buena asistente personal, sabe todo lo que a él le gusta y lo que más le gusta es que le hagan footjob. Le encanta que le pajeen la polla con unos pies bonitos, como los de la secretaria madura. Cuando ella va a su despacho a darle unos papeles, él ya la mira lascivamente y ella sabe lo que quiere. Hay mucha tensión sexual entre ellos, así que es imposible que no explote. La rubia se pone de rodillas y se mete toda la polla de su jefe en la boca mientas le mira a los ojos, a través de sus morbosas gafas y eso le pone aún más cachondo. La sienta en su escritorio, abre bien sus piernas y le da unos buenos lametones a su coño, haciendo que la secretaria cachonda se corra de placer. Se vuelve a sacar la polla y la coloca entre los pies de su secretaria para que se la menee con un buen footjob hasta hacer que se corra en sus pies.