A ella lo que le gusta es chupar

Esta preciosa morena de ojos azules se ha ido a pasar el día con dos amigos. Ella sabe que les pone muy cachondos, así que se aprovecha de eso para conseguir lo que quiere. Primero se toman unas cervezas, yendo de terraza en terraza, divirtiéndose mientras se cuentan sus cosas. Finalmente uno de los tíos les invita a su casa para seguir bebiendo allí y ahí es cuando la cosa se pone caliente. Se hacen un café para despejarse un poco con unas pastas. El tío solo tiene dos sillas, así que la chica se tiene que sentar en sus rodillas para que los tres puedan estar sentados. De repente, la cara de la morena cambia, ahora es mucho más de traviesa, como si estuviera tramando algo y, efectivamente, es así. Lo que se le ha ocurrido es darle placer a sus amigos y disfrutar ella también. Le encanta hacer mamadas y a quién mejor que a sus amigos de toda la vida. Empieza a comerle la boca a uno de ellos y el otro se acerca para que también le bese. La morena de ojos azules se pone de rodillas delante de ellos y les saca las pollas del pantalón. Las agarra con las dos manos y las lame bien mientras les mira fíjamente a los ojos, sin apartar la mirada. Se mete las dos pollas a la vez en la boca y les hace unas mamadas increíbles. Uno de los tíos está tan cachondo que le abre las piernas y le lame el coño mientras ella le come la polla a su amigo. Acaban dándole la leche en esa húmeda boquita que tiene para que pueda saborrearla toda.