Depiladas 0 visitas Visitas

Este profesor siempre le ha querido poner los cuernos a su mujer. Al principio de la relación todo era perfecto y no paraban de follar, pero ya está cansado de siempre lo mismo. Hace años quiere follarse a alguna mujer más joven y más caliente pero nunca ha tenido la ocasión. Un día una alumna viene a hablar con él para ver cómo puede recuperar su asignatura. De repente, la jovencita empieza a subirse la falda y le enseña su precioso culito. El profesor no se lo piensa dos veces y se folla a esa colegiala tan caliente. La chica se pone de rodillas delante de el y le come la polla, metiéndosela muy dentro de la garganta para sentir su erección. La tumba en su escritorio y se pone un condón, no vaya a ser que la deje embarazada, y la folla muy duro. Le mete toda su polla dentro de ese coñito tan húmedo y empieza a darle muy duro, haciendo que grite de placer como una perra. Acaba metiéndole la polla dentro del culo mientras está encima de él y se corre encima de su cara.