Maduras 8.353 visitas Visitas

A esta tremenda culona le encanta conocer a chicos por la calle y llevárselos a casa para hacer con ellos todo lo que ella quiera. Acaba de conocer a un tío, que no ha podido evitar fijarse en ese enorme y apetecible culo que tiene. Se ha ido tras ella como un perrito detrás de una salchicha. La zorra se lo lleva a su casa y se quita el pantalón para enseñarle ese culo. Se pone con el culito en pompa y lo acaricia con sus manos para poner a su ligue muy cachondo. Cuando su polla está dura, la morena se pone de rodillas delante de él y le saca la polla del pantalón. La agarra fuerte con la mano y empieza a lamerla entera. La empapa toda y se la mete hasta el fondo de la garganta, haciéndole una buena mamada a un desconocido. El tío la pone a cuatro patas y empieza a follarla, metiéndole toda su enorme polla hasta el fondo de su coño mientras le da unos buenos azotes en el culo. La zorra tetona se pone encima de él y empieza a cabalgarle, saltando rápido encima de su polla hasta conseguir su leche.