Maduras 0 visitas Visitas

El jardinero de esta MILF ha llegado hoy muy pronto. Normalmente se dedica a cuidar las plantas del jardín y limpiar fuera, pero hoy ha tenido que limpiar la piscina y por eso ha llegado muy pronto. La MILF cuando se levanta por la mañana, va al jardín y se da un buen baño en la piscina y luego toma el sol un buen rato hasta que se seca su bikini, antes de que venga el jardinero. Como hoy ha llegado antes, la ha pillado tumbada y muy relajada. La MILF no puede dejar de mirar al jardinero, ya que es bastante atractivo y joven. Se acerca a él y observa cómo limpia la piscina y el jardinero no puede evitar ponerse muy cachondo viendo el cuerpo de esa increíble madura. La MILF se acerca a él y le pone sus pequeñas tetas en la cara y él empieza a lamerlas hasta poner sus pezones muy duros. Entran dentro de la casa y ahí la MILF rubia se pone de rodillas y le hace la mejor mamada de su vida al jardinero. El tío la pone a cuatro patas en el sofá de leopardo y empieza a follarla, metiéndole todo su rabo gordo hasta el fondo de su coño operado, haciendo que grite de placer. La MILF se pone encima de él y cabalga su polla hasta sentir toda su corrida dentro de ella.