Amateur 4.846 visitas Visitas

Esta asiática es una viciosa y le encantan los juguetes sexuales. Al volver de trabajar se ha pasado por un sexshop y se ha comprado un vibrador nuevo para jugar con él y para que su novio juegue un poco con su pequeño coñito. Llega a casa y se quita rápidamente la ropa para masturbarse y probarlo antes de que su novio llegue. Justo cuando se tumba en la cama, llega su novio y la pilla así. Se pone muy cachondo al ver lo que hace su preciosa novia cuando él no está. Coge el vibrador y empieza a frotárselo por todo el coñito, haciendo que se moje mucho y que ella se ponga muy cachonda. Cuando su coño ya está muy húmedo, se saca la polla del pantalón y se la mete toda en la boca para que la empape. La tumba en la cama y empieza a follarla, metiéndole toda su polla hasta el fondo de ese coñito peludo. La asiática se pone encima de él y le cabalga, saltando rápido encima de su polla mientras se frota el vibrador por todo el clitoris. El tío la pone a cuatro patas y la destroza, follándola muy duro hasta hacer que se corra.