Jovencitas 0 visitas Visitas

Los padres de esta jovencita han contratado a un profesor particular para que le ayude con sus exámenes finales. Una amiga de la madre le ha recomendado a este chico porque se le da muy bien llevarse con los jóvenes y confian en él para aprender. Cuando el profesor llega a casa, la jovencita alucina. No se esperaba que un profesor particular pudiese estar tan bueno. Mientras le explica las cosas, la jovencita no puede evitar pensar todo el rato en su profesor particular desnudo. Está agachado detrás de ella mientras le explica lo que pone en el libro y, de repente, empieza a tocar a la jovencita. Ha notado lo tensa que está y quiere que así se relaje. Baja sus manos hasta el pequeño coñito de la joven y las mete bajo su falda para frotar su coñito, haciendo que se ponga muy húmedo. La pone contra la mesa y le da unos buenos azotes por lo mal que se está portando y ella no para de gemir, pidiéndole que la castigue más. Se pone de rodillas delante de su profesor y le hace una mamada, pero no tarda en levantar su falda y cabalgar su polla, aprovechando que sus padres no están en casa.