Iba a por café y se lleva un polvazo

Esta preciosa rubia se acaba de levantar y se dirige a la cocina para hacerse un buen café. De la noche anterior lleva unas medias muy sexys. Se pone esas medias poruqe sabe que a su novio le encantan y le excitan mucho. Se lo encuentra de camino a la cocina y cuando la ve con esas medias no puede evitar ponerse muy caliente. Empieza a acariciar cada centímetro de su cuerpo y hace que se estremezca. Los dos se ponen muy cachondos y ya no les hace falta ni café ni nada. Su chico la pone contra el ventanal y empieza a lamer su coñito y su culo, para después poder follarla muy duro, como a ella le gusta. La rubia se pone de rodillas delante de él y le hace una buena mamada, como solo ella sabe hacerlas. Agarra su polla fuerte con la mano y la chupa entera, empapándola con su saliva mientras le mira con esa carita de viciosa que tiene. El tío la vuelve a poner contra la ventana y le mete todo su rabo gordo hasta el fondo de ese coño tan húmedo y la folla fuerte. Después la pone en la silla y la revienta con las piernas bien abiertas hasta darle toda la leche encima de las tetas.