Hermanastra cachonda me seduce

Esta zorra morena es muy morbosa. Había quedado con su novio para echar un polvo porque está un poco estresada, pero en el último momento él canceló el encuentro y eso le cabreó mucho. Baja a la cocina para coger un helado y se encuentra con su hermanastro tumbado en el sofá, entonces se le ocurre una idea. Se acerca a él, se sienta en el sofá y se pone a hablar con él. De repente, se quita la camiseta y le enseña sus tetas y su tremendo culito, poniéndole muy cachondo. Le saca la polla del pantalón y se la mete toda en la boca, chupándola con ganas. La agarra con la mano y le hace una buena paja mientras la chupa, notando cómo palpita de lo dura que está. Se pone encima de él y empieza a cabalgarle, saltando rápido encima de su polla mientras gime como una perra viciosa. El tío se pone tan caliente que la tira encima del sofá y la folla muy duro hasta darle toda la leche en la boca.