Glory hole con la sirvienta

Esta madura se ha divorciado y ha tenido que ponerse a trabajar. Nunca había trabajado en nada, así que no sabe hacer gran cosa, pero sí que se le da bien limpiar, así que se ha buscado un trabajo de limpieza. Su marido siempre le daba todo lo que ella quería y podía comparse un montón de cosas, pero ahora, con su pequeño sueldo no se puede permitir nada, así que le hace algunos servicios especiales a su jefe a cambio de un buen sueldo, uno que le permita sus caprichos. A su jefe le encantan todo tipo de fantasías y una que él nunca ha podido cumplir es un glory hole. Un día, llega a casa mientras la MILF está limpiando y se pone a hacer un agujero en la pared. Le cuenta lo que quiere hacer y eso a ella le encanta. Le da morbo complacer a su jefe a cambio de dinero. Sigue limpiando y de repente ve una polla en la pared. Se acerca sigilosamente y empieza a acariciarla. La polla se va poniendo cada vez más y más dura y ella se la mete en la boca. La lame entera y la empapa con su saliva. Cuando está bien húmeda la frota por sus labios y le hace una mamada increíble a su jefe, hasta tragarse toda su leche caliente.