Petardas 0 visitas Visitas

Esta mujer tetona es una prostituta de la calle y la han detenido por ejercer de forma ilegal, además de alterar el orden público. La han metido en el calabozo para que pase allí la noche y a ver si se calma un poco, pero parece que no hace mucho efecto. Es la unica detenida que hay esta noche en el calabozo, así que solo se ha quedado de guardia un oficial, que va a vigilar a esta tetona tan cachonda. Cuando llegan altas horas de la noche, la tremenda tetona empieza a desnudarse delante del oficial. El tío empieza a decirle que se esté quieta y que no siga alterando el orden público. Tiene que portarse bien para poder salir del calabozo al día siguiente. La prostituta no le hace caso y sigue quitándose toda la ropa para ponerle muy cachondo. Obviamente consigue poner cachondo al oficial y no solo al oficial, también a todos los que la estamos viendo. Esta mujer tiene unas tetas tremendas y las mete entre las rejas como si fueran una polla, moviéndolas alrededor mientras pone cara de guarra. Como siga así, seguro que el oficial le dejará salir del calabozo y la follará muy duro.