Maduras 4.485 visitas Visitas

A esta rubia de escándalo le encantan las pollas negras. Cuando le toca grabar una escena porno con un negro no lo duda y siempre acepta. Quiere sentir ese enorme rabo moviéndose dentro de ella y dándole mucho placer. Se acerca al negro y le mira con su carita de viciosa, poniéndole muy cachondo. Tiene unos ojos azules preciosos y al negro le vuelven locos. La baja hasta su polla y se la mete entera dentro de la boca, agarrándola del pelo para que no pueda escapar y se la trague entera. La rubia agarra la polla con la mano y la pajea mientras se la mete toda hasta la garganta y la empapa con su saliva para que entre entera dentro de su coño y le dé mucho placer. El negro la lleva a la cama, abre sus piernas y lentamente se la mete dentro de su pequeño coño, haciendo que se moje aún más de lo que está. Cuando ya está bien abierto, pone a la rubia a cuatro patas y la destroza, follándola muy duro.