Maduras 1.509 visitas Visitas

A esta MILF le encanta poder comerse una buena polla. No hay más que ver su preciosa carita de vicio. Se ha ligado a un tío mucho más joven que ella y solo quiere hacerle una mamada. A ella le encanta comer pollas y cada día una distinta, así que los tíos disfrutan mucho con ella. Se desnuda para él en su casa y se pone una lencería muy sexy para ponerle muy cachondo, como lo está ella. Le mira con esos ojos y se relame para que su ligue vea las ganas que tiene de su polla. Se arrastra hasta él y le saca la polla del pantalón, la agarra fuerte con la mano y la lame entera mientras no separa su mirada de la del tío. La chupa entera, metiéndosela hasta el fondo de su garganta pero el tío no quiere solo mamada, también quiere darle placer a ella, así que la tumba en la cama y le mete la polla dentro de su coñito, pero está tan húmedo y abierto que decide meterle la polla por el culo para que esté más prieto, pero se pone tan caliente con esa zorra que no tarda en correrse.