Depiladas 3.695 visitas Visitas

Esta colegiala morena se lo pasa muy bien. Vivía en un pueblo pequeño y nunca podía hacer nada malo, pero ahora se ha ido a vivir a la ciudad porque está estudiando en la universidad y se ha soltado la melena. Vive con dos compañeros de piso y aprovecha muy bien el momento. Ha conseguido que los dos chicos se vuelvan locos por ella y la follen siempre cuando ella quiere. Ella se sienta en el sofá, se quita la ropa y se masturba delante de ellos. Se frota el coñito hasta empaparlo y ellos no pueden resistirse a eso. Empiezan a tocarla y la ponen muy cachonda. Le masturban el coño y le comen las tetas los dos y ella mientras pasa sus manos por encima de sus pollas, notando lo duras que se ponen. Las saca y se las mete en la boca, haciéndoles unas buenas mamadas a sus compañeros de piso. La tumban en el sofá y empiezan a follarle el coño por orden, dándole mucho placer a esa zorrita tan cachonda. Le follan el coño y el culo y acaban dándole doble porción de leche en su boquita, para que ella pueda tragársela.