Después de la siesta se dan placer

Estas dos preciosas chicas se estaban echando la siesta en el sofá un domingo por la tarde. Al despertar una de ellas, se da cuenta de que está muy cachonda y empieza a acariciar a su novia, despertándola y poniéndola muy cachonda. La otra chica se pone tan cachonda que no tarda en desnudar a su novia y empezar a lamer su coñito, haciendo que se empape de lo cachonda que está. No para de gemir y agarra a su novia de la cabeza para que lama más fuerte su pequeño y tierno coñito. Cuando la morena llega al orgasmo, se cambian de lugar y la morena le lame el coño a su novia rubia a cuatro patas. Le mete los dedos dentro del coñito mientras lame su clitoris hasta hacer que se corra.