Jovencitas 3.499 visitas Visitas

Esta jovencita es una cachonda y le encanta poner calientes a los hombres. A pesar de tener novio, se aprovecha de su hermanastro para que la folle duro cuando su novio no puede hacerlo. Se pone en el salón con él a ver la televisión y no para de provocarle hasta que consigue lo que ella quiere.
Cuando los padres de esta jovencita se van a trabajar y ella se queda a solas con su hermanastro, no deja de provocarle. Se sienta junto a él en el salón y empieza a poner sus caras de guarra, que sabe que ponen muy cachondo a su hermanastro. Es un hombre y no puede resistirse a una bonita mujer, aunque sea su hermanastra. La jovencita empieza a subirse la falda y le enseña su coñito a través de su tanga y eso le excita mucho. Se quita la camiseta y le enseña sus bonitas tetas, pellizcándose los pezones para que se pongan muy duros. Finalmente acaba quitándose toda la ropa y se masturba delante de él mientras tiene la otra mano en la boca, chupándose los dedos como si fuera la polla de su hermanastro.